¿LCD, LED o Plasma? Lo que debes saber sobre pantallas

tv 01

La fabricación de televisores de alta definición es un mundo en constante cambio tanto en tecnología como en precios. La tecnología LCD ha avanzado lentamente por encima del plasma pero al abuelo de la televisión en pantalla plana no la han derrotado por completo. Cada tipo de televisor de alta definición tiene sus ventajas y desventajas; elige el que mejor se adapte a tus necesidades y deseos particulares.

 

Estudia el ambiente

Elige un televisor de alta definición LCD si lo ubicarás en una recámara luminosa. Los televisores LDC en general producen una imagen más luminosa que sobresale en un ambiente de luz fuerte. El reflejo de la pantalla también tiene que ver con esto. Si tu espacio para ver televisión es oscuro, la capacidad de una pantalla de plasma para producir negros más oscuros te funcionará bien.

Planea donde se sentará la mayoría de los espectadores antes de ir a comprar un televisor de alta definición. Los televisores LCD tienen ángulos de visión más angostos que los plasmas, así que los espectadores que no vean el televisor de frente no tendrán la misma calidad de imagen que los que sí lo hagan. Las imágenes de plasma no son afectadas cuando se miran desde el costado y funcionan mejor en una recámara que tiene pocos asientos directamente en frente del televisor.

Considera que tamaño de pantalla funcionará mejor en tu recámara. En general, cuanto más lejos esté el asiento de la pantalla más grande deberá ser el televisor que compres. Los plasmas no vienen en tamaños más chicos que 42 pulgadas, así que si compras un televisor pequeño la elección ya se hizo por ti.

Decide cuán importante es el estilo para ti. Si tu recámara tiene un diseño moderno y elegante, deberías elegir comprar un televisor LDC con LED, particularmente uno que tenga iluminación en el borde en lugar de tener retroiluminación en toda la pantalla. Estos televisores son los más delgados que están disponibles. Los LDC tradicionales y los LED con retroiluminación son más gruesos, y los plasmas son los más gruesos y pesados de todos.

tv 02

Rendimiento

Piensa en los tipos de programación que verás más a menudo. Los televisores LCD sufren más de movimientos desenfocados que los plasmas. La mayoría de los espectadores no lo notarían, pero si eres un aficionado a los deportes esto podría ser suficiente para convencerte de quedarte con una pantalla de plasma.

Elige un televisor de alta definición de plasma si es probable que notes pequeñas diferencias en la uniformidad de imagen. La tecnología de plasma no se basa en retroiluminación y no es susceptible de sufrir leve sangrado de luz de un píxel a otro. La tecnología LDC está mejorando, pero es posible que cierta luz se filtre de las zonas brillantes de la imagen a las oscuras.

Compra un plasma, o un LCD de la mayor calidad, si el contraste es importante para ti. Los plasmas en general producen negros más profundos y blancos brillantes duraderos. Las pantallas LED y LCD han reducido la brecha en esta área, pero en general, es más probable que los plasmas entreguen imágenes de calidad de cine que muestren cada detalle en la escena. La saturación de color generalmente también es mejor en un televisor de plasma.

tv 03

Presupuesto

Decide cuanto quiere gastar en tu nuevo televisor de alta definición. Los equipos con iluminación de borde LED son los televisores LCD de mayor costo. Los plasmas tienden a tener un precio más bajo porque es menos cara su fabricación.

Ten en cuenta cuánta energía utilizará tu televisor si tu presupuesto es ajustado o la vida ecológica es importante para ti. Los plasmas son los que más energía usan hasta ahora, hasta tres veces más que los televisores LCD. Los LCD con LED son los más eficientes de todos en lo que respecta al ahorro de energía. No te bases únicamente en la categoría para asegurar eficiencia en energía y fíjate en la marca del televisor en particular que estés considerando, porque los modelos difieren en su uso de electricidad.

Considera cuánto es probable que dure el televisor. Los televisores de plasma alguna vez tuvieron la reputación de tener menos vida útil, pero los últimos modelos afirman durar tanto como los televisores LCD; alrededor de 60.000 horas, u 8 horas por día por 20 años, antes de perder su brillo.

 pie